Dolgopolov: “Aspiro al top ten”

El flamante campeón del Argentina Open pretende llegar alto en el ranking.

Por Marcelo Androetto

Buenos Aires, 19 de febrero, 2017.- Feliz, pero medido en sus declaraciones, casi como si no cayera en la cuenta de lo que acababa  de conseguir: Alexandr Dolgopolov compareció ante la prensa tras dar la sorpresa y derrotar en la final al máximo favorito Kei Nishikori para consagrarse campeón del Argentina Open presentado por Buenos Aires Ciudad.

“Sin dudas, fue una gran semana pasada para mí, nunca le había ganado a Kei (tenía un historial desfavorable de 0-5), y tuve un gran nivel”, afirmó Dolgopolov, quien por su título en Argentina ascendió 16 peldaños en el ranking, para ubicarse en el puesto 50.

Ante la pregunta de cuál fue su táctica para ganarle a la quinta raqueta del mundo, el ucraniano respondió. “Jugar agresivamente, más que en los últimos días porque no tuve realmente un buen descanso; entonces traté de mantener los puntos cortos, hacer muchos winners y aprovechar cada vez que me diera una oportunidad con el segundo servicio”.

En relación a sus altibajos en el juego y en el ranking exhibidos en los últimos años de su carrera, Dolgopolov explicó: “Me fue difícil mantenerme mentalmente sólido debido a que en los últimos tres años tuve una operación en la rodilla y otras lesiones, y por este motivo estuve casi seis meses cada año sin competir. Las lesiones no me han ayudado para estar mentalmente más confiado”.

“Mientras esté bien y saludable físicamente podré acercarme ala un nivel de top ten, que es a lo que aspiro”, agregó el tenista oriundo de Kiev, quien en Buenos Aires, sin ceder un solo set en cinco partidos, consiguió el tercer título de su carrera.

A sus 28 años, Dolgopolov ya sabe lo que es estar cerca del top ten: fue número 13 del mundo a principios de 2012. Sus dos títulos previos al de Buenos Aires datan de esa época: gritó campeón en Umag 2011 (polvo de ladrillo) y en Washington 2012 (cemento).

Finalmente, elogió el nuevo trofeo del torneo, un mate –infusión típica argentina- con su bombilla. “Es muy lindo y tiene mucho que ver con la historia de este país”.

También el nombre Dolgopolov tendrá de ahora en más mucho que ver con la historia del Argentina Open.