Las claves de un éxito | Argentina Open ATP

Las claves de un éxito

Martín Hughes, director ejecutivo de Tennium, traza un balance del Argentina Open 2018 y habla acerca de lo que se viene en el torneo.

Por Marcelo Androetto

Buenos Aires,  18 de febrero, 2018.- Hora de balance. La 18ª edición del Argentina Open finalizó el domingo con la obtención del título en singles del austríaco Dominic Thiem y en dobles de los argentinos Andrés Molteni y Horacio Zeballos.

Martín Hughes, socio y director ejecutivo de Tennium –empresa que a partir esta edición tiene participación mayoritaria en la propiedad del torneo- en una entrevista a www.argentinaopenatp.com analiza los motivos del éxito del Argentina Open y se refiere a los planes para el próximo año.

¿Esta edición fue un buen estreno para Tennium en el Argentina Open?

Muy bueno, tuvimos una semana entera de sábado a domingo con estadios llenos de gente disfrutando, no podíamos pretender nada más.

¿Cuáles fueron en tu opinión los puntos fuertes para el éxito de esta 18ª edición?

Primero, la organización del torneo. El Argentina Open tiene un tremendo equipo, muy comprometido. En el trabajo de Miguel Nido (propietario con participación minoritaria), Martín Jaite (director del torneo) y de ahí para abajo, está la clave del éxito. Segundo, el público que viene a ver el tenis acá. Tercero, el nivel de tenis que tuvo esta edición, que fue espectacular.

¿Por qué Tennium decidió invertir en el Argentina Open?

La empresa es nueva, nos quedaba un poco lejos y si no hubiera sido un mercado como el argentino, que ya está desarrollado, seguramente no nos hubiéramos animado. Nos lo hizo más fácil la historia del torneo y porque sabemos cómo reacciona la gente.

¿Cuáles son las nuevas ideas que aportó Tennium al Argentina Open?

Nosotros pensamos en nuestros tres clientes: las empresas, los jugadores y el público, y a cada uno de ellos tratamos de darles cosas distintas. Por ejemplo, en el área pública tuvimos muchas novedades, el diseño del área pública, los menús, los precios, obras de teatro… En cuanto a los jugadores hemos revisado carencias que teníamos los años anteriores y tratado de darles lo que necesitan. Y a las marcas les estamos ofreciendo un nivel de asociación, como promover la marca de ellos usando el Argentina Open durante todo el año. Hemos venido con ese tipo de mentalidad para tratar de cambiarlo.

¿Hacia dónde apuntan para jerarquizar aún más el ATP de Buenos Aires?

Lo primero es retener o mejorar el nivel de tenis, ese es el objetivo número uno, solo que no podemos en este momento asegurar cosas porque hay que ver cómo evolucionan los jugadores a lo largo del año. Ese es un gran foco. El otro es mejorar la infraestructura, hay un montón de cosas que se hacen y que no se ven, como desagües, energía, ese tipo de cosas. Y después el público en general, hay muchas cosas que se pueden hacer para que esto sea un entretenimiento para la familia y que no sean solamente partidos de tenis.

Este año no hubo un sponsor principal. ¿Es una decisión estratégica o coyuntural?

Sí y no. Nosotros queremos que este torneo sobreviva más allá de un sponsor principal, porque si después el sponsor principal se va, el torneo sufre mucho, por eso hay que tener más balanceado el presupuesto como lo hicimos este año. Y para tener un sponsor principal queremos una empresa que quiera trabajar con nosotros los 12 meses del año y no solamente que quiera tener un cartel más grande en el fondo de la cancha, sino más bien una empresa con la que podamos trabajar juntos cuatro o cinco años, no solamente durante el torneo. Y esta vez no nos dio el tiempo para armar esto, si el año que viene se llega, tendremos un sponsor principal.

¿Hay posibilidades de que se realice un cambio de superficie en el torneo y pase a ser un ATP 500?

Con respecto al cambio de superficie, nos da igual lo que le haga bien el tenis. Si cambia la superficie acá tendría que cambiar también en Río, en Quito; a nosotros nos da igual, cuando eso pase pasará, no creo que sea una cosa tan inmediata. Y acerca del otro tema, nosotros somos un ATP 500 con 250 puntos, porque este cuadro entero se muda ahora a Río de Janeiro y seguramente allá va menos gente que acá, tienen menos empresas involucradas que acá, es una cuestión presupuestaria nomás. Ser un ATP 500 costaría el triple, el problema es que el mercado no lo paga, porque tenés el mismo alcance en la tele, en la prensa, los mismos jugadores, entonces por qué el Argentina Open tendría que pagar el triple para ser un ATP 500.

¿Cuál considera que fue el aporte del Argentina Open Leyendas?

La gente viene a ver los tenistas actuales, los que están en el tour ahora, pero las leyendas no hay que dejarlas desaparecer, es un entretenimiento que le encantó a la gente. Lo que queremos es desarrollarlo un poco más ordenado, para que se transforme en algo que la gente sepa que puede venir a ver. Además, todas las leyendas son súper carismáticas, se conectan con el público… El próximo año seguramente sea con algún día más y algún jugador más, quien más está empujando ese tema es Martín (Jaite) junto con (Mariano) Zabaleta.

¿Cuál es la importancia que tiene la participación de tenistas locales en el Argentina Open?

Muchísima, hemos hecho casi 200 encuestas por día a la gente, sobre el espectáculo, las comidas, qué jugadores les gusta ver…  Y una de las preguntas que he estado mirando es qué tipo de tenista quiere tener en el torneo y la mitad de las respuestas da más valor al tenista extranjero y la otra mitad a los tenistas argentinos. Cuando entra un argentino a la cancha, lo que canta y grita la gente es impresionante, no es una cuestión de ranking, sino de que el jugador sea argentino, es un ambiente un poco parecido al de Copa Davis.

¿A qué perfil de jugadores van a apuntar el próximo año?

Queremos traer el mejor tenis que podamos, obviamente arrancamos con el número uno, el dos, el tres, y ahí vamos… (Roger) Federer nos encantaría, pero no es posible, (Rafael) Nadal cuando se pudo vino, y este año lo hemos hablado. Y así llegamos a tener a (Marin) Cilic (NdR. finalmente se bajó), (Dominic) Thiem, (Pablo) Carreño. El esfuerzo por traer lo mejor de lo mejor lo vamos a hacer.