#SoyArgOpen: Justo, ballkid | Argentina Open ATP

#SoyArgOpen: Justo, ballkid

Uno de los 40 recogepelotas que hacen posible el Argentina Open cuenta cómo es un día en el certamen

Buenos Aires, 12 de febrero, 2019.- Mi nombre es Justo, tengo 17 años y soy ballboy. La idea de venir al ATP surgió hace bastante, a los 11. Mi profesor de tenis me recomendó a un conocido que trabajaba en esa área. Quedé y seguí viniendo desde entonces.

La jornada en el torneo es arduo. En la qualy empezamos temprano, y cuando llega el cuadro principal, un poco más tarde. Romina, Isidoro y Amparo son los coordinadores que organizan a los equipos. Nos reúnen y asignan según la cantidad de canchas que haya. Los turnos son de una hora por equipo. Después descansamos y vamos a ver partidos, almorzamos o cenamos.

Cuando llegás el primer día, tenemos un entrenamiento donde nos explican qué haremos. Como saber en qué momento pasar la pelotita. Porque nuestra labor es hacer el juego lo más rápido posible. Esa dinámica funciona muy bien.

Cada equipo tiene un capitán que decide las posiciones. Por ejemplo, quién va al fondo, quién lleva las toallas a jugadores, quién va a la red o es suplente. De chiquito me gustaba estar en la red. Ahora no, voy intercalando.

El instante que más recuerdo es cuando asistí a Rafael Nadal, hace unos años, en cancha central. La primera vez que vino, yo fui a la red. Con mi compañero hablamos de cómo se nos ponía la piel de gallina por los aplausos de la gente. También vimos a Thiem y otros Top 10 argentinos, como Pico Mónaco.

Formar parte del staff, ser parte de este torneo me gusta mucho. Al igual que conocer cómo se desarrolla y a los jugadores, sus inquietudes, sus cábalas. Y otra cosa muy linda es el ambiente. Son nueve días donde la pasás excelente.